lunes

Condenado a cadena perpetua terrorista “palestino”


Un tribunal israelí condenó a un palestino a cadena perpetua el lunes por el ataque con arma y por apuñalamiento en un autobús de Jerusalém, que fue uno de los incidentes más sangrientos de la ola de terrorismo árabe que comenzó en octubre.
Bilal Abu Ghanem era uno de los dos terroristas que llevaron a cabo el ataque perpetrado en octubre 13 de que mató a dos israelíes y a un hombre de doble nacionalidad estadounidense-israelí.

El segundo atacante, Bahaa Allyan, murió por disparos durante el ataque en el barrio Armon Hanatziv de Jerusalém.

Según el tribunal, Abu Ghanem, un residente de la zona este de Jerusalém, Jabel Mukaber, abrió fuego en el autobús con una pistola, disparó 14 rondas, mientras que Allyan apuñalaba a los pasajeros.

El tribunal de distrito de Jerusalém condenó a Abu Ghanem, de 22 años, a tres cadenas perpetuas más 60 años por asesinato e intento de asesinato, entre otros cargos.
También se le ordenó pagar 1,45 millones de shekels ($ 373.000 / 338.000 euros) en compensación a las familias de las víctimas, entre ellas cuatro personas heridas y el conductor del autobús.

Al salir del tribunal, Abu Ghanem, que fue encarcelado en 2013 por ser miembro de la organización terrorista Hamas, arremetió y dijo que el ataque fue en parte como una "venganza" por lo que vio como "violaciónes" contra la mezquita de Al Aqsa en el Monte del Templo de Jerusalém. A pesar de ser el sitio más sagrado del judaísmo, donde se hallaban los dos antiguos templos judíos, los islamitas niegan cualquier conexión judía con el sitio y estallan al ver cualquier presencia judía allí - incluso meras visitas - calificándolas como "violaciónes" a la mezquita construida sobre las ruinas de los templos.

El ataque contra el autobús fue parte de una ola de terror árabe que comenzó en octubre y que ha matado a decenas de israelíes, dos ciudadanos norteamericanos y un eritreo, dejando a cientos israelíes inocentes heridos.

La violencia ha disminuido en los últimos meses, aunque los ataques continúan ocurriendo, incluyendo el apuñalamiento mortal a una niña de 13 años de edad en su cama por un terrorista palestino, que se coló en su casa en Kiryat Arba el 30 de junio, Un día más tarde , un padre murió de un disparo frente a su familia en un tiroteo por terroristas árabes no lejos del lugar del asesinato del día anterior.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.