domingo

Ovinos y un perro robados fueron recuperados en un pueblo árabe

44 ovejas fueron robadas de una granja en la ciudad de Rinatya, cerca de Petah Tikva, alrededor de una semana y media atrás. Dos perros muy queridos por su dueño, el granjero que los había criado desde que nacieron, fueron parte de lo robado.
Ovejas recuperadas, fueron robadas por árabes a un agricultor judío
Las ovejas robado [Foto: oficina del Portavoz de la Policía]

Al igual que en todos los casos de delincuencia agrícola, la unidad local de la Policía de Fronteras abrió una investigación.

Al llegar al lugar, los investigadores fueron capaces de localizar la ruta de escape de los ladrones, y siguieron su rastro hasta el pueblo árabe de Deir Balut en Samaria, a pocos kilómetros de la escena del robo.

En el camino los policías de fronteras encontraron a 11 ovejas maltrechas y deshidratadas, y las envió para el tratamiento veterinario antes de que sean devueltas al agricultor.

Después de recibir la inteligencia sobre el posible paradero de los demás ovinos, personal de la policía de fronteras y de las FDI allanaron un recinto en Deir Balut el miércoles pasado en el que se sospechaba que las ovejas estaban retenidas.
Para la alegría los soldados fueron capaces de localizar a uno de los perros robados, llamado "estrella", atado a un árbol junto con 6 ovejas más en el recinto.

El propietario del local y otros dos hombres fueron detenidos bajo sospecha de haber participado en el robo. Su detención se prorrogó por cinco días.

A la tarde siguiente, actuando en base a la información obtenida en la investigación de los sospechosos, los soldados allanaron otro recinto en el pueblo árabe de Qibya, donde se recuperaron otras 10 ovejas.

El comandante de la unidad dijo a los medios: "Este incidente muestra claramente exactamente por qué invertimos serios esfuerzos operativos y de inteligencia en la lucha contra este tipo de delitos. Más allá de los aspectos obvios de los daños criminales y financieros, podemos ver la conexión emocional profunda entre un granjero y su ganado, y el daño emocional que estos robos pueden causar".

Por: Shlomo Piotrokovsky | Arutz Sheva | traduce: © estadodeisrael.com
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.