domingo

¿Por qué un mes hebreo tiene el nombre de una deidad babilónica, Tammúz?

Shalom Sr. Y. Ribco
Mi nombre es Y. C. desde Neuquén Argentina, quisiera preguntar cuál es su opinión con respecto a que uno de los meses del año hebreo, tenga el nombre de un dios babilonico (TAMMUZ).
Acaso esta situación no contradice la mitzvá de no pronunciar nombres de otros dioses, existe otra forma de mencionarlo?
Cómo pudo ser esto posible? que han opinado los sabios de la Toráh referido a este tema? cuál es la explicación?
Que la luz del Sar Shalom ilumine nuestros caminos
Y.C.
Argentin

Antes de contestarle yo podría preguntar, ¿cuál es su opinión que en buena parte del planeta dominada por la civilización occidental y cristiano, muchos de los meses y todos los días de la semana se asocian con deidades paganas, contraviniendo la ideología explícita del monoteísmo?

Ahora vayamos a la respuesta.
Primero veamos un poco acerca de este Tammuz que no es el mes.

Originalmente esta deidad solar, era llamada en sumerio como Dumuzi, se lo significaba como "el vigorizador del niño". En la creencia sumerio-babilónica se lo adoraba como deidad de la fertilidad, de la primavera, de lo que florecía en esta estación, por lo que recibía el apodo de "el Pastor".

Estaba asociado a una trinidad siendo su madre/esposa Semiramis-Ishtar (que lo concibió sin intervención de hombre), y su padre (el espíritu de) Nimrod (anoto, al margen, que hay una vasta mitología muy interesante de comparar con creencias muy actuales y populares).

Llegada la época veraniega, con la sequía de la vegetación, se creía que Dumuzi descendía al otro mundo (¿asesinado por su padre?), por lo que su mujer, Ishtar, lloraba desconsoladamente hasta resucitarlo.

En concordancia con su diosa, las mujeres sumerias acostumbraban llorar y gemir por Tammuz, (¿cuarenta días, o uno como dice Maimónides en Moré Nebujim 3:29?) Hasta que, finalmente celebraban su retorno del mundo de la muerte, con toda clase de ritos que incluían presentación de tortitas (con una cruz encima) a la diosa/madre de los cielos, y ritos de índole sexual en su honor, siendo el más relevante la cópula entre el rey y la sacerdotisa de Ishtar.

Para nuestro gran pesar (por la variada corrupción de nuestros ancestros), tenemos noticia de esta práctica pagana también en el Tanaj, donde el profeta Iejezkel protesta en su visión:

"Luego me llevó a la entrada de la puerta de la casa de Hashem que da al norte, y he aquí que estaban sentadas allí unas mujeres, llorando a Tammuz. Y me dijo: ''¿Has visto, oh persona? Todavía volverás a ver abominaciones aun mayores que éstas.''"
(Iejezkel / Ezequiel 8:14-15)

O la admonición contra los tontos adoradores de su madre, la diosa de los cielos:
"Los hijos recogen la leña, y los padres encienden el fuego. Las mujeres amasan la masa para hacer tortas a la 'reina de los cielos' y para derramar libaciones a otros dioses, para ofenderMe."
(Irmiá / Jeremías 7:18)

Como captará nuestros profetas no se detuvieron de acusar cualquier práctica pagana, tuviera el nombre que tuviera. Insistentemente reiteraban sus mensajes.
De modo similar actuaron nuestros Sabios, prominentes contrarios a la idolatría en cualquiera de sus formas (más o menos evidentes)

Pero, ¿qué ocurre con el nombre del mes cuarto (así denominado en la Torá), llamado comúnmente Tammuz?
¿No está prohibido mencionar nombres de falsos dioses (según Shemot / Éxodo 23:13?
Y a esta pregunta la respuesta es: no.
Ya explicamos en otro texto que la prohibición es de adorar, jurar o hacer jurar, y sacar cualquier utilidad del nombre de una falsa deidad (Sanhedrín 63b)

Entonces veamos como, de hecho, no es un tema de mitzvot, sino de cultura.
Si el vital idioma hebreo adquirió vocablos extranjeros (Sanhedrín, radio, televizia, otobus, sólo como ejemplos), es cuestión del desarrollo normal de una lengua viva, de una cultura en contacto con otras. Y así, los meses civiles reciben nombres hebraizados (ianuar, iuni, ogost) incurriendo en el mismo dislate que usted y yo cuando los nombramos en castellano. O el mismo error que tuvieron nuestros antepasados de tomar prestado, merced al uso cotidiano e impensado, el nombre de un mes babilónico (Tammuz), que provenía de una deidad vana.

En verdad, sería más acertado refinar nuestro idioma de este tipo de intromisiones espurias, pero, hay cosas que no están ni en nuestras manos, ni en el poder de los legisladores.

Espero que le resulte de provecho esta respuesta.
Iebarejejá H' - Dios te bendiga, y que sepamos construir Shalom

Por: Yehuda Ribco | En: www.serjudio.com
Share:

5 comentarios:

  1. Es así de sencillo. Yisra'el no estuvo excepto de la influencia de otras lenguas y esto no refiere a ningún tipo de idolatría.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por traernos esta honesta respuesta de parte de nuestros Hermanos YaHuditas. Me alegra que tengan esa virtud de honestidad.
    Por mi parte, mientras el nombre de ese mes y sus festividades estén relacionadas con un nombre pagano, lo consideraré un mes y fiestas pagano. Shalom ��

    ResponderEliminar

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.