martes

UE construye casas “palestinas” ilegales a metros de ciudad israelí

La Unión Europea ha ampliado sus actividades de construcción ilegales  en la zona sur de Har Hebron.

Hasta ahora, la UE ha patrocinado la construcción ilegal en su mayoría en la región de Adumim, al este de Jerusalém.

Sin embargo, el último Shabat, los residentes de la ciudad de Carmel se sorprendieron al descubrir dos nuevas casas rodantes grandes, patrocinadas por la UE, colocadas durante el Shabat, a sólo diez metros de distancia de la ciudad.

Los remolques hechos para los árabes [mal llamados palestinos], rompen el derecho internacional y son una amenaza para la seguridad de los israelíes.
El puesto avanzado palestino al lado de la ciudad de Carmel (Crédito: Movimiento Regavim)
Recientemente, la Autoridad Palestina han invertido fondos y recursos masivos en la región de Har Hebron. La semana pasada, la AP plantó arboledas hasta la cerca de Carmel, en un intento por robar la soberanía de la tierra de Israel.

Hace varias semanas, el primer ministro de la AP, Rami Hamdallah, visitó el puesto avanzado palestino al lado de la ciudad. Un video publicado en Internet muestra su posición de seguridad al lado de la ciudad, armados con pistolas a pesar de que es ilegal en la zona C.

"Estamos hablando de un repunte significativo en las actividades de construcción ilegales de la UE", explica Oved Arad, director de actividades locales para el Movimiento Regavim.
"En los últimos cuatro años, se colocaron alrededor de un millar de casas con estas características en la zona de Adumim", añade Arad. "No sólo estamos hablando de una infracción mayor al estado de derecho por países extranjeros, sino además de un fenómeno peligroso, claramente con fines estratégicos.

"Si no queremos ver un número similar en Har Hebron, tenemos que lidiar con el problema, mientras que todavía es pequeño".
Fuente: Arutz Sheva | Traduce: © estadodeisrael.com
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.