lunes

Hadassah: la historia de uno de los hospitales más antiguos en Jerusalem

Hadassa Medical Center
Hadassah es uno de los primeros hospitales que se instaló en Jerusalem. En diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN), Claudia Rubinsztain, guía de turistas y encargada de Relaciones públicas de este centro médico, contó la historia del hospital fundado por Henrietta Szold, y aseguró que las primeras enfermeras que llegaron al lugar “se encontraban con muchas supersticiones de las madres, era una sociedad muy primitiva”.

La idea de crear el Hadassah se dio en 1912, por Henrietta Szold, en Baltimore, Estados Unidos. Szold era hija de un rabino. “Yo creo que esta mujer tenía un alto coeficiente intelectual, pero no creo que en ese entonces hayan chequeado eso, por las cosas que esa adolescente hacía y su biografía”, asegura Rubinsztain. En 1910, Szold viajó con su madre al Mandato Británico de Palestina. A su regreso a los Estados Unidos decidió reunir a 12 amigas para contarles sus vivencias en Jerusalem. Así nació el Hadassah, en esa primera reunión.

“Estaba muy triste porque ella vio que la mortandad de neonatos era muy grande, y las madres no sabían qué era la higiene, absolutamente nada”, aseguró la guía turística, quien recibió a la Agencia Judía de Noticias (AJN) en las instalaciones del hospital en Jerusalem. Henrietta Szold y sus amigas decidieron, en la reunión, recaudar fondos y mandar a dos enfermeras a educar a estas nuevas madres. Nathan Strauss, el hermano de Levi Strauss, quien era el dueño de Macy´s en Nueva York, aportó el dinero para que las enfermeras pudieran ir.
“Estas enfermeras vienen aquí (a Israel), toman un burro, un tarro de leche y comienzan a ir, casa por casa, a dar conocimiento a estas madres de cómo tratar a los niños. En aquel momento Hadassah, a través de ese burro, introduce en la zona la leche pasteurizada.”

El nombre del hospital viene de la reina Esther. La primera reunión que se hizo fue muy cerca de la festividad de Purim, donde se recuerda a esta reina. Hadassah es la versión hebrea del nombre Esther. “Por eso lo llamaron así y por eso hoy en día muchas nenas o mujeres se llaman Hadassah, cosa que no tiene que ver con el hospital o la organización.”

Rubinsztain explicó que, cuando las enfermeras llegaron, se encontraron con una sociedad muy primitiva. Las madres tenían muchas supersticiones. Dos de las enfermeras, al ver la cantidad de necesidades, pidieron más recursos. Las mujeres de Hadassah empezaron a juntar más miembros y dinero. Es así que pudieron mandar a médicos y enfermeros. Estos, que trabajaban al aire libre, comenzaron a necesitar un hospital.

“Las mujeres de Hadassah empezaron a buscar un hospital para comprar y vieron que en la ciudad nueva había un hospital que pertenecía al Barón de Rothschild. Entonces fueron y le contaron lo que estaban haciendo, y que querían que la situación médica de la ciudad cambie”, explicó Rubinsztain.

El Barón les vendió el hospital con dos condiciones. La primera fue que conserven la fachada del edificio, con su nombre; la segunda, que debían abonarle un dólar. “Así fue que cerraron el trato, y el equipo médico empezó a trabajar en ese hospital.”

En 1918, se empezó a necesitar otra instalación, por el poco espacio físico que había. Es en 1939 que se abre el nuevo hospital, bajo el nombre Hadassah, sobre el Monte Scopus. El hospital era sofisticado, todo el equipo venía de Estados Unidos y servía a toda la región. “Pero en ese momento, el Monte Scopus parecía como una isla, porque estaba rodeado por territorios jordanos. Comenzaron los disturbios y se empezó a desarrollar un sistema de caravanas que iban desde el centro de Jerusalem hasta al hospital Hadassah pasando por el territorio jordano”, aseguró la guía turística.

Las caravanas -que iban cargadas de médicos, equipos, enfermeras, pacientes y comida- funcionaron perfectamente, hasta la mañana del 13 de abril de 1948, cuando una caravana llena de médicos, pacientes y equipos en el medio del territorio jordano fue emboscada y 78 personas fueron asesinadas, incluyendo al director general del hospital, el profesor Jaim Yasky. Ya en mayo, el Estado y el Gobierno deciden evacuar el Monte Scopus.

El equipo médico regresó a trabajar al Hospital de Rothschild, el cual resultaba muy pequeño, por lo que se les pidió a las señoras de Hadassah otro hospital. Ellas se reunieron con el primer ministro de ese entonces, David Ben Gurión, y éste las llevó al Monte Hertzl, donde está el Yad Vashem.

A principios de los años 50, en el Monte Hertz no había nada. A partir de 1962, cuando es inaugurado el hospital, comenzaron a surgir barrios e infraestructura.

En 1967, después de la Guerra de los Seis Días, los territorios jordanos que estaban alrededor del monte Scopus pasaron a ser de Israel, “y el gobierno decide retornar la llave del hospital a sus verdaderas dueñas, a las señoras de Hadassah y ellas deciden reabrir el hospital en 1975. Por eso tenemos dos hospitales Hadassah en la ciudad”.

El hospital Hadassah en el Monte Scopus es un hospital comunitario que tiene alrededor de 300 camas, sirve a todas las aldeas árabes que están a su alrededor, al norte de Jerusalem, hasta el norte del mar Muerto.

Claudia Rubinsztain explicó la diferencia entre ese hospital y el del Monte Hertzl: “Tenemos 800 camas, somos un centro terciario, universitario, aquí recibimos pacientes de toda la ciudad, de todo el país y de todas partes del mundo, incluso de países con los cuales no tenemos relaciones diplomáticas”.

Además, en el hospital del Monte Hertzl tienen todos los departamentos médicos, todas las especialidades, pero en el Monte Scopus tienen sus propias especialidades. “Por ejemplo, los prematuros, en el Monte Hertzl tenemos una sala pequeña y los niños deben reunir ciertas condiciones, si no son derivados al Monte Scopus. Allí tenemos un departamento de prematuros, con equipos muy sofisticados, y hay un alto grado de supervivencia para los bebés con dificultades”.

Hay un departamento que sólo lo tiene el Hadassah del Monte Scopus, y ese es el hospicio para adultos. “Ahí atendemos gente que, por algún motivo específico, la familia no puede estar con el paciente, en las últimas semanas de su vida. En realidad es una casa, es el único departamento, en ambos hospitales, donde la enfermera es jefa de Departamento y el médico está bajo sus órdenes”.
Agencia Judía de Noticias

Ambos hospitales tienen su propio director y, sobre esos directores, está el director general. El hospital es privado, pero el servicio es público, por lo que la mayoría de los pacientes no pagan. Una gran parte de los pacientes son israelíes y están asociados a una prepaga, ésta es la que paga los tratamientos en el hospital.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.