sábado

El régimen de Irán la castigó con la prohibición de hablar con sus hijos

Narges Mohammadi
Narges Mohammadi es una destacada defensora iraní de los derechos humanos que sufre dos condenas como "presa de conciencia", una de ellas de seis años de prisión y la otra de 16 años, ambas relacionadas a su activismo político.
El regimen iraní, bajo el mando del presidente Hasan Rohani, sumó otra pena a las antes mencionadas que es, en comparación, aún más grave por su condición de madre: la prohibición de hablar con sus hijos. Amnistía Internacional denunció la situación y pide su liberación a través de la firma de un petitorio.

La activista por los derechos humanos tiene dos gemelos de nueve años con los que apenas puede mantener contacto ya que los niños dejaron el país para vivir en el extranjero con su padre. Las autoridades iraníes castigaron a Narges impidiéndole hablar siquiera por teléfono con sus hijos.
La detenida, en protesta por la situación, inició en junio una huelga de hambre que empeoró su estado de salud ya que Narges padece de embolia pulmonar y un trastorno neurológico. La atención personalizada que necesita no se le puede prestar en la prisión.
Hasan Rohani
Esa huelga de hambre sólo se dio por concluida cuando se le permitió hablar con sus hijos durante 30 minutos y el fiscal que lleva su causa le entregase un documento que se compromete a habilitar un llamado una vez por semana.
Narges escribió una carta abierta donde expresa su agradecimiento, luego de poder hablar con sus hijos, a las personas que se solidarizaron con su causa y rinde homenaje a otras madres encarceladas."A este respecto vienen a la mente las penalidades adicionales que sufren las presas políticas y las presas de conciencia. El ala de mujeres de la prisión de Evin tiene prohibido tener teléfono, pese a que de las 27 presas, 17 son madres y 4 tienen hijos de corta edad", dice la activista.
El petitorio para solicitar la liberación de Narges a las autoridades iraníes ya tiene más de 14.300 firmas y requiere de un mínimo de 20.000 para adquirir validez y ser presentado al Líder Supremo de Irán, Ayatollah Sayed Ali Khamenei, a través de la embajada.
Fuente: Infobae
Share:

1 comentario:

  1. jas-Los responsables de sus países tienen que tener la valentía de no hablar con un micrófono. Perro ladrador poco mordedor.

    ResponderEliminar

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.