lunes

'Lecho de piedra caliza original' en el que se colocó el cuerpo de Jesús fue expuesto

Por: Ilan Ben zion | En: The Times Of Israel | Traduce: Ariel Barsimantov

La piedra sobre la que habría reposado el cuerpo de Jesús
Los conservacionistas que trabajan en la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalém afirman haber encontrado el lecho de piedra caliza original en el que Jesús fue depositado para descansar.

El dramático descubrimiento fue reportado por National Geographic, que ha estado asociado con un equipo de expertos que trabajan en la iglesia, el lugar más sagrado de la cristiandad como el sitio tradicional de la crucifixión y sepultura de Jesús.

Los trabajos de restauración en la iglesia han estado en curso desde la primavera, pero desde el pasado miércoles a sábado, investigadores de la Universidad Técnica Nacional de Atenas, un equipo de decenas de trabajadores, a los que se les permitió por las distintas autoridades de la iglesia realizar 60 horas de trabajo en lo que se cree tradicionalmente que fue la tumba de Jesús.

Se removió la losa de mármol que permanecido encima de la tumba durante siglos, y trabajaron febrilmente para exponer lo que había debajo.
Retirando la losa de Marmol de la Tumba de Jesús
Trabajadores quitar la capa superior de mármol de la tumba donde se cree reposó elcuerpo de Jesús, en la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalém, 26 de Octubre, 2016 (Dusan Vranic / National Geographic a través de AP)
"Cuando el revestimiento de mármol se retiró por primera vez en la noche del 26 de octubre de una inspección inicial ... mostró sólo una capa de material de relleno que había por debajo", informó National Geographic . "Sin embargo, ya que los investigadores continuaron con su trabajo en el transcurso de 60 horas, se expuso otra losa de mármol con una cruz tallada en su superficie. Por la noche del viernes, pocas horas antes de que la tumba pase a ser re-sellada, el lecho de piedra caliza del sepulcro original se reveló intacta".

Martin Biddle, un experto en la historia de la tumba, dijo que los eruditos ahora tendrían que examinar cuidadosamente los datos que se recogieron cuando el lecho de roca y las paredes de la cueva de enterramiento fueron expuestos para establecer definitivamente una conexión con Jesús. "Hay que examinar con mayor cuidado la superficie de la roca, quiero decir minuciosamente, en busca de rastros de alguna escritura", Biddle dijo a National Geographic. "¿Por qué [el historiador del siglo IV], Obispo Eusebio identificó esta tumba como la tumba de JEsús?, él no le mencionó, y no sabemos", dijo Biddle. "Yo no creo que Eusebio se equivocó - ya que era un muy buen estudiante - por lo que probablemente sólo hay que buscar la evidencia".

El equipo griego, que ahora ha vuelto a cerrar la cámara, ha dicho que recogió documentación considerable en el lugar, y de hecho tienen la intención de llevar a cabo extensas pruebas de lo que se encontró allí.
El equipo griego entró en el lugar venerado por cristianos la semana pasada como parte del proyecto para renovar y preservar el Edículo del siglo 18, un pequeño edificio, que contiene la tumba antigua.

Los historiadores han creído durante mucho tiempo que los restos originales de la tumba habían sido destruidos durante los siglos. La iglesia original que estaba sentada sobre el tradicional lugar de entierro de Jesús fue demolida en 1009, casi un siglo antes del comienzo de la primera cruzada en 1099.

El califa fatimí de Egipto ordenó al gobernador de Ramle destruir la iglesia, y un cronista cristiano de Antioquía escribió que los árabes "intentaron quitar el Santo Sepulcro para hacer que todo rastro de ello desaparezca... [y] lo rompió y derribó la mayor parte".

Pero a lo que los arqueólogos dijeron que era su sorpresa, se estableció que los restos de la cueva sobrevivieron.

El miércoles por primera removieron a un lado la losa de mármol que estaba por encima de la tumba por primera vez desde que el Edículo se construyó, allí se encontraron con una segunda losa, gris y con un pequeño grabado de una cruz, dijeron que se remontaba hasta el siglo 12, Daniel Estrin declaró a Associated Press.

Después de retirar la losa de mármol gris, expusieron parte de la pared de la cueva.

"Esta es la roca sagrada que ha sido venerada durante siglos, pero sólo ahora en realidad puede ser vista", Antonia Moropoulou, jefa del proyecto de conservación y restauración, dijo a la revista.

"Estoy absolutamente sorprendido. Mis rodillas están temblando, porque yo no esperaba esto", agregó Fredrik Hiebert, arqueólogo residente de National Geographic. "No podemos decir que el 100 por ciento, pero parece ser una prueba visible de que la ubicación de la tumba no ha cambiado a través del tiempo, algo que los científicos e historiadores se han preguntado desde hace décadas".

La revista señaló que si bien era imposible establecer con certeza si la tumba excavada en la roca era el sitio del entierro de Jesús, el descubrimiento de al menos otras seis tumbas excavadas en la roca alrededor del punto de la iglesia demuestra que la zona fue cementerio judío durante el período tardío del Segundo Templo, época en que Jesús, el Judío de Nazaret vivió.

Dan Bahat, ex arqueólogo ciudad de Jerusalém, dijo a National Geographic: "No podemos estar absolutamente seguros de que el sitio de la iglesia del Santo Sepulcro es el sitio del entierro de Jesús, pero desde luego no tienen otro sitio que puede sentar un reclamo casi tan fuerte, y realmente no hay razón para rechazar la autenticidad del sitio".

El equipo de restauración ha instalado una ventana para mostrar parte de la zona expuesta por los investigadores para que los visitantes puedan ver el interior de la cueva de piedra caliza.
La piedra sobre la que reposó el cuerpo de Jesús
Una vista a la tumba de Jesús a través de una ventana de nueva creación, la Iglesia del Santo Sepulcro, Jerusalém, 30 de octubre 2106 (Sarah Tuttle Singer / ToI staff)
Share:

2 comentarios:

  1. Una pregusta a los editores: porqué no usan el nombre original Yeshua? ???

    ResponderEliminar

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.