lunes

Nueva información revela que Ron Arad murió en cautiverio


Nuevos documentos de inteligencia estiman que el navegador israelí Ron Arad murió poco tiempo después de ser tomado prisionero y no como anteriormente se creía, según un canal 2 informe de lunes por la noche.

Según el informe, 30 años después de que Arad fue tomado cautivo, las agencias de inteligencia intentaron solucionar el misterio de su desaparición. Ya que aún se le consideraba desaparecido.

La familia de Arad fue informada sobre todos los nuevos avances en la formulación de los informes de inteligencia, incluyendo documentos y nuevos testimonios que han sido revelados.

Sobre la base de estas revelaciones se estima que Arad fue trasladado de la organización 'Amal', que lo había mantenido en un principio, a manos iraníes, y murió en el transcurso de sus primeros años de cautiverio.

Las noticias que se tenían de Arad hasta antes de los nuevos informes:
El caso del aviador Ron Arad marcó un antes y un después en la historia del Estado hebreo, ya que su desaparición llevó al gobierno de su país a cerrar acuerdos desventajosos con distintas organizaciones terroristas para recuperar a sus soldados secuestrados.
Ron nació el 5 de mayo de 1958, en la ciudad de Hod Hasharon, y en el Ejército se convirtió en un especialista en “sistemas de armas”.

De acuerdo a lo informado por la prensa israelí en su momento, el aviador desapareció el 16 de octubre de 1986 cuando volaba en un F-4 como parte de una misión de bombardeo contra objetivos palestinos. Voceros del Ejército explicaron en aquella oportunidad que una bomba del avión explotó prematuramente y los ocupantes de la nave saltaron en paracaídas.

El piloto fue rescatado por un helicóptero israelí, pero un golpe de viento llevó a Ron Arad hasta una posición de las milicias chiítas Amal en el sur del Líbano. El líder de Amal, Nabih Berri confirmó entonces que Arad estaba en su poder y propuso a Israel un canje de prisioneros que fue rechazado por Israel.

Algunas versiones adjudicadas a fuentes del servicio de inteligencia israelí aseguran que el piloto fue “vendido” a Irán y desde entonces se desconoce si está vivo o muerto. Durante estos años hubo distintas versiones y hasta se difundió un video que no aportó mayores datos sobre su paradero.

La última información vinculada con este caso trascendió hace días cuando la organización terrorista Hezbollah aseguró que el piloto escapó dos años después de ser capturado. Sin embargo, la agrupación libanesa estimó que es probable que haya muerto mientras intentaba llegar a Israel caminando.

Según informó el diario Maariv, Hezbollah le entregó a Israel un informe secreto sobre el destino de Ron Arad como parte del intercambio de prisioneros en el que Israel liberó a cinco terroristas libaneses y obtuvo a cambio los restos de los soldados Ehud Goldwasser y Mark Regev, quienes habían sido capturados hacía dos años. El informe dice que Arad estuvo primero detenido en Beirut y luego trasladado a la localidad de Nabi Cheit. “El piloto israelí escapó de su celda durante la noche entre el 4 y 5 de mayo de 1988 y se encaminó hacia el sur, donde entonces se encontraba la zona de seguridad ocupada (por Israel)”, decía el informe de Hezbollah citado por Maariv.

En un principio, Israel calificó al informe de Hezbollah como “absolutamente insatisfactorio”.
Oficiales de Tzáhal (Fuerza de Defensa de Israel) definieron más tarde como "ridícula charlatanería" el reporte del grupo terrorista libanés sobre el destino de Arad.

En este sentido, los militares israelíes apuntaron contra el dato de que el piloto escapó cuando era vigilado por un grupo de mujeres. “Es conocido que los religiosos musulmanes nunca dejarían a las mujeres solas con ningún hombre y menos con un judío prisionero”, dijeron los militares.

Más allá de esta controversia y de la incertidumbre que aún existe sobre el paradero de Ron Arad, lo cierto es que su caso fue tenido en cuenta para que el gobierno de Israel acepte condiciones desventajosas en el acuerdo de prisioneros sellado con Hezbollah para recuperar a los reservistas Eldad Reguev y Ehud Golwasser, quienes fueron secuestrados y asesinados en un ataque que desencadenó la Segunda Guerra del Líbano, hace dos años.

Como parte de ese acuerdo, Israel entregó a Hezbollah los cadáveres de ciento noventa y nueve terroristas, y otros cinco milicianos, entre los que se encontraba Samir Kuntar, que cumplía una larga condena por haber asesinado a una familia israelí.

El caso de este piloto es particularmente sensible para la población israelí y los servicios de inteligencia han ofrecido una recompensa millonaria por cualquier dato que conduzcan a dar con su paradero.

La esposa de Arad, cansada de esperar, decidió hace algunos años abandonar Israel y establecerse en Estados Unidos para iniciar una nueva vida con otra pareja, puesto que los rabinos de Israel se negaban a concederle el divorcio, ya que se desconoce si Arad ha muerto.
Con información de la Agencia Judía de Noticias
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.