sábado

Una pionera de Brooklyn se convierte en la primera juez jasídica de Estados Unidos

Rachel Freier dice que las mujeres Ortodoxas haredi pueden tener metas y alcanzarlas sin poner en peligro cualquier de los estándares que tenemos
Rachel Freier dice que “las mujeres Ortodoxas haredi pueden tener metas y alcanzarlas sin poner en peligro cualquier de los estándares que tenemos”. (Andrew Katz/JTA)
JTA - Durante gran parte de su vida adulta, Rachel Freier ha sido una pionera en su comunidad jasídica de Brooklyn Borough Park: abogada, defensora de la educación superior, directora de un servicio de ambulancias totalmente femenina y fundadora de una organización no lucrativa para ayudar a madres desfavorecidas durante la Guerra del Golfo.




Ahora se ha abierto un nuevo camino, esta vez en un escenario nacional, convirtiéndose en la primera mujer jasídica elegda para un cargo público en los Estados Unidos.

El mes pasado, Freier fue la vencedora en la carrera para ser juez civil en el 5º distrito Tribunal Civil de la Ciudad de Nueva York, sirviendo en Borough Park y otras secciones de Brooklyn, incluyendo Bensonhurst y Coney Island.

"Se siente genial. Se siente maravilloso!", Dijo Freier, de 51 años, mejor conocida como" Ruchie por sus amigos y familiares cuando se le preguntó acerca de su inesperada victoria. "Me siento agradecida a D'os que me ha permitido llegar a esta posición".

Freier está deacuerdo con que le digamos "pionera", pero no la llames una feminista.
«La defensa de derechos femeninos con motivo de la igualdad política, social y económica con hombres», lee de Google tan pronto el tema es subido.
"No estoy aquí para luchar para ser iguales a los hombres", explica. "El judaísmo pone a las mujeres en una plataforma... Cuando llegua el shabat, tengo mis mitzvot [mandamientos]; Enciendo mis velas y hago mis oraciones. Mi esposo va a la sinagoga y ora con los hombres. No voy a decir que voy a luchar por su mitzvá".

Freier quiere que otras mujeres, en particular en las comunidades ortodoxas haredí, tomen su ejemplo.
"Espero que en el futuro, más mujeres de mi formación se den cuenta de que no se trata de ser mutuamente excluyentes, que se puede tener objetivos y alcanzarlos sin comprometer ninguna de las normas que tenemos", dice Freier, madre de seis hijos y abuela además.

Criada en Boro Park, Freier asistió a tiempo parcial Brooklyn Law School [Colegio de Abogados], mientras que criaba una familia, ejerciendo eventualmente de abogada en las oficinas en Brooklyn y Monroe, Nueva York, y llegando a ser miembro de la junta de la comunidad en Borough Park.

Freier hizo su marca en su comunidad, incluso antes de su elección como juez. Cuando vio que el sistema de la yeshiva jaredi deja a veces a los estudiantes insuficientemente instruidos para hacer frente en el resto del mundo, tomó acción y fundó B'Derech [se lee, Be'Dérej N.T] conjuntamente con Bramson Colegio.

Desde 2013, B'Derech (en hebreo, "en el camino") permite a los hombres educados en una la yeshivá obtener su diploma de equivalencia de escuela secundaria e incluso títulos de asociado, por lo tanto posicionarse de manera más competitiva en el mercado de trabajo, al tiempo que conservan estrechos vínculos con sus comunidades religiosas .
Como se dijo en relación a B'Derech y el sistema de yeshiva existente: "No estoy aquí para cambiarlo, yo estoy aquí para complementarlo".
Poco después de fundar B'Derech, algunas mujeres le presentaron su necesidad de asistencia en la creación de su propio cuerpo de ambulancias voluntarias, especialmente para las mujeres en el parto. Si bien la ley judía permite que técnicos sanitarios masculinos atiendan a las mujeres en una crisis de salud, muchas mujeres devotas prefieren ser tratadas por otras mujeres.

Ella respondió mediante la obtención de su propia certificación como técnico médico de emergencia y el apoyo de algunos líderes religiosos y comunitarios claves, incluyendo al miembro de la Asablea Lesgislativa de Brooklyn Dov Hikind.
Ezras Nashim voluntarios Fraidy Liberow, Yitty Mandel y Sarah Gluck
Ezras Nashim voluntarios Fraidy Liberow, Yitty Mandel y Sarah Gluck (cortesía)
El cuerpo de mujeres de Borough Park, Ezras Nashim (literalmente "ayuda de mujeres"), financia su propia ropa de entrenamiento y de emergencia. El servicio ha anunciado recientemente planes para expandirse en Crown Heights.
En el camino, Freier ha ganado premios por servicio voluntario a los tribunales de familia, integró los comités Bar Association y fundó Chasdei Devorah, una organización de ayuda sin fines de lucro en la memoria de un joven amigo.

El camino de Freier hacia el tribunal comenzó en una sala muy parecida a aquella en el que ahora maneja un martillo. Durante sus años de estudiante, pasaba horas en el Juzgado Civil presidido por su tío, el juez David Schmidt. El Estado de Nueva York requiere que los abogados hayan practicado al menos una década antes de pararse en un cargo de juez. El retiro de Schmidt en 2015 coincidió con el 10º año de práctica de Freier.
El gestor de la campaña de Rachel Freier Yossi Gestetner. (Facebook)
El gestor de la campaña de Rachel Freier, Yossi Gestetner. (Facebook)

Muchos podrían ver pura casualidad en el juego aquí, pero para Freier fue un ejemplo de "hashgaja Pratis" [D'os guiando las circunstancias].
Aunque el camino era claro, la pendiente era pronunciada. El principal oponente de Freier era Mordejai Avigdor. Conocido, bien relacionado y ortodoxo.

Completando el panorama, estaba un candidato con un trasfondo más secular, Jill Epstein.

Para obtener ayuda en su batalla cuesta arriba, Freier se acercó a Yossi Gestetner eje de Comunicaciones y Gary Tilzer para gestionar su campaña. Tilzer, conocido por desafiar la maquinaria del partido, ya gestionaba campaña en toda la ciudad de Odessa Kennedy por un tribunal civil.

"Pongo a Ruchie junto a Odessa para hacer campaña en Bay Ridge y Sunset Park", dijo Tilzer. "Odessa hizo muy bien entre los votantes católicos irlandeses y asiáticos allí y trajo votos para Ruchie al mismo tiempo".

Freier pudo haber esperado tener que hacer frente a alguna reacción severa de los elementos más conservadores de la comunidad religiosa de Borough Park, pero no fue el caso.
'Tal resultado de la votación es un gran éxito para una candidata por primera vez'.
"Hemos tenido una docena de voces rabínicas que apoyaron públicamente su candidatura, además de las mujeres de líderes rabínicos que también apoyaron la candidatura", dijo Gestetner. "Varias publicaciones en idioma idish entrevistaron a la candidata y fueron  muy imparciales con ella. La votación en Borough Park se dividió por la mitad. Tal resultado de la votación es un gran éxito para una persona que es candidata por primera vez. Así que no sólo no hubo reacción severa, hubo pulgar hacia arriba por todas partes".
Schmidt, quien le había dicho a Freier, "Si todavía quiere ser juez, ahora es tu oportunidad", le aconsejó estratégicamente cuando se retiró. Ella tuvo éxito a pesar de carecer del respaldo de cualquiera de las tres grandes políticos del área: Hikind, concejal David Greenfield y el senador estatal Simcha Felder.

En todo caso, Tilzer dijo, fue la ausencia de endosos por las lumbreras del partido que dieron a Freier una ventaja en Borough Park.

No obstante, "No lo vi venir", dijo Freier refiriéndose a la victoria electoral. "No teníamos idea. Nuestra celebración fue completamente espontánea".

La reacción de otros funcionarios electos ha sido abrumadoramente positiva.
"Esto cambia la conversación sobre lo que está haciendo la comunidad", dijo Antonio Reynoso, miembro del Consejo Municipal cuando se le preguntó sobre la victoria de Freier. "Y estoy muy orgulloso, muy feliz por eso".
Rachel Freier en su despacho de abogados
Rachel Freier en su despacho de abogados en Borough Park, de izquierda a derecha, su sobrino Shmuel Freier, esposo David Freier e hijo Mayer Freier. (Andrew Katz / JTA)
Freier dijo, "Lo importante era hacer esto sin poner en peligro a mi familia".

Mira a su esposo David, un agente corredor de hipotecas, destella con orgullo y admiración cuando su esposa se dirigió a los partidarios durante una recaudación de fondos en su casa alrededor de un mes antes de la primaria, diciendo que su familia estaba a bordo y, hasta cierto punto, compartían sus aspiraciones políticas.

Sus aspiraciones judiciales, por su parte, se expresan quizás en la forma en que ella habla de su decisión de defender Ezras Nashim. Desde un punto de vista estrictamente jurídico, un cuerpo femenino de EMT no es necesario.

"Pero pikuaj nefesh [salvar una vida] es ahí", dijo Freier, haciendo un gesto señalando el resto del mundo, mientras estoy aquí.

La distinción es entre un concepto jurídico abstracto y lo que es, para una mujer ultraortodoxa, una práctica permanente y muy personal. El desafío es hacer cumplir la primera sin comprometer la última.

Como dijo Freier a la revista Tachlis, "Creo que debemos aprovechar [los cambios en el panorama legal] y asegurarnos de obtener la perspectiva de una mujer judía Heimish [yiddish: ortodoxa] en el tribunal".

Por: Andrew Katz | En: JTA | Traduce: © estadodeisrael.com
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.