sábado

Bataclan reabre sus puertas a un año de la masacre perpetrada por musulmanes


La música vuelve a Bataclan este sábado. Justo la víspera del aniversario de los atentados perpetrados por musulmanes en París, la sala en la que fueron asesinadas 90 personas durante el asalto de tres musulmanes reabre sus puertas. Lo hace de la mano del artista británico Sting, que ha conseguido que el millar de entradas puestas a la venta para la ocasión se agotaran en apenas una hora.
El antiguo líder de The Police tiene previsto presentar su último disco, 57th and 9th, y los beneficios del concierto irán dirigidos a las asociaciones Life for Paris y 13 Novembre: Fraternité Verité, ambas en ayuda a las víctimas de los atentados, que dejaron en total 130 muertos y más de 300 heridos. En un comunicado en su página web, Sting llama a:
“recordar y honrar a aquellos que perdieron la vida en el ataque del año pasado, celebrar la música y la vida que representa esta mítica sala de espectáculos”.
Según desveló Le Monde, los organizadores habían contactado en un primer momento con The Cure para que protagonizaran el concierto y también se barajó la posibilidad de que abriese justo un año después de los ataques islamistas, el 13 de noviembre. Sin embargo, la Prefectura de París desaconsejó la fecha por motivos de seguridad.
Durante estos doce meses, la sala parisina ha sido completamente reconstruida. El emblemático lugar está decorado de forma idéntica a la fatídica noche del 13 de noviembre de 2015, cuando los musulmanes Ismail Mostefai, Samy Amimour y Foued Mohamed-Aggad irrumpieron en pleno concierto de los Eagles of Death Metal armados con fusiles de asalto y explosivos adosados al cuerpo.
Bataclan se ha convertido en uno de los principales lugares para rendir homenaje a las víctimas. La masacre desatada en el interior fue el ataque más sangriento de todos los que sacudieron la capital francesa esa noche y solo terminó cuando la Policía asaltó el recinto, horas después.
Saint Denis también fue escenario de la barbarie sufrida aquella noche en París, cuando unos musulmanes se inmolaron en las inmediaciones del estadio mientras se disputaba un amistoso entre Francia y Alemania.
Este viernes, antes de disputarse el partido Francia-Suecia, clasificatorio para el mundial de 2018, los más de 80.000 asistentes guardaron un minuto de silencio en homenaje a las víctimas.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.