lunes

Crisis en el gobierno israelí: Aprueban la Ley de Regulación contra la voluntad de Netanyahu


Después de un día de discusiones y enfrentamientos consecutivos y contra la expresa voluntad del primer ministro Binyamin Netanyahu, la Comisión de Ministros para Asuntos Legislativos aprobó la “Ley de Regulación”. Netanyahu había pedido que se suspendiera la votación, pero el ministro Bennet la impuso, y ganó la pulseada política.

La Comisión de Ministros para Asuntos Legislativos se reunió anoche para debatir y someter a votación la “Ley de Regulación”, destinada a esquivar una decisión de la Corte Suprema de Justicia que dictaminó que, antes del próximo 25 de diciembre debe ser evacuado el asentamiento Amona. Allí viven 40 familias israelíes, pero distintas instancias judiciales admitieron el recurso de los dueños de las tierras, un grupo de palestinos que reclamaron sus derechos sobre el lugar.

El primer ministro Binyamin Netanyahu solicitó que se aplazara la votación, entre otras razones, debido a que el Fiscal General, Avijai Mandelblit, considera que no podrá defender la constitucionalidad de la ley frente a la Corte Suprema de Justicia. Además, el Estado solicitó un aplazamiento en el cumplimiento de la medida de evacuación del asentamiento y el mandatario estima que la aprobación de la ley puede afectar una eventual resolución favorable de la Corte en este sentido.

Los enfrentamientos se iniciaron en la mañana de ayer, durante la reunión de gabinete, y se prolongaron durante todo el día, en reuniones cerradas y a través de los medios de comunicación.
La reunión de los líderes de partidos de la coalición de gobierno debió ser interrumpida por una feroz discusión entre Naftali Bennett, ministro de Educación y líder del partido Habait Haiehudi – que presentó e impulsó el proyecto de ley – y el ministro de Defensa, Avigdor Liberman.

Liberman aseguró que “hay quienes ponen en peligro al país y a los asentamientos judíos por un capricho electoral”, en obvia referencia a Bennett, que reaccionó exigiendo de Liberman una disculpa. Liberman se negó y Bennett le ordenó a la ministra de Justicia, Ayelet Shaked – también de su partido – que sometiera a votación la ley en la comisión ministerial. Los dos salieron de la sala dando un portazo.

Bennett logró finalmente que el tema fuera tratado anoche, mientras el primer ministro Netanyahu enviaba emisarios para insistir en que la votación fuera aplazada, a quienes los ministros ignoraban. Los siete ministros presentes votaron a favor y ninguno se opuso.

Entre quienes votaron por aprobar el proyecto de ley había ministros del partido Likud, incluido Yuval Steiniz, considerado el más cercano a Binyamin Netanyahu.
Fuente: agenciaajn.com
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.