domingo

La policía palestina expulsó a seis judíos de la Tumba de José

La tumba de José
Judíos jasidím rezando en el complejo de la Tumba de José, 16 de noviembre de 2009. (Yaakov Naumi / Flash90)
La policía palestina expulsó a un grupo de ciudadanos israelíes que entraron al lugar sagrado de la tumba de José en la ciudad de Naplusa el domingo por la mañana, entregándolos a las fuerzas israelíes, dijo el ejército.

Al amanecer, seis hombres ultra-ortodoxos viajaron al lugar de peregrinación en la ciudad bajo control palestino sin coordinar su visita con las fuerzas de seguridad con anticipación.

En ocasiones anteriores, los ciudadanos israelíes que entran en las ciudad sin escolta y fueron atacados por los residentes árabes locales, los cuales les lanzaron rocas contra sus vehículos. Sin embargo, se han dado casos más graves, como el linchamiento mortal de dos reservistas israelíes que entraron accidentalmente en 2000 a Ramala.

Cuatro de los jasidim fueron detenidos por agentes de seguridad palestinos y entregados a la policía de Israel, dijo un portavoz militar.

Los otros dos hombres abandonaron la zona por sí mismos, dijo.

Los cuatro hombres detenidos, todos habitantes de Jerusalém, fueron interrogados por "poner en peligro sus vidas y las vidas de los soldados de las FDI", dijo un portavoz de la policía.
Fueron programados para ser presentados ante un tribunal de Petah Tikva el domingo con el fin de liberarlos de custodia, aunque con algunas "condiciones restrictivas", dijo la policía, en un comunicado.

Naplusa, que se encuentra dentro del territorio controlado por la Autoridad Palestina conocida como la Zona A, está fuera de límites a los civiles israelíes.

Con el fin de visitar el santuario, los fieles judíos deben deben ser escoltados por las Fuerzas de Defensa de Israel en viajes organizados realizados cada mes. Durante estas visitas regulares, los árabes rutinariamente lanzan piedras a los soldados, aunque ha habido incidentes en los que se efectuaron disparos contra las tropas.

Mientras tanto, en Belén durante la noche del sábado, el ejército israelí y la policía escoltaron a decenas de miles de fieles a lugar sagrado de la Tumba de Raquel. Al mismo tiempo, alrededor de 200 Judíos fueron vigilados por el ejército israelí, la policía fronteriza y de la Administración Civil del Ministerio de Defensa, ya que visitaron el sitio Alonei Mambré, en Hebrón. Durante las visitas a ambos sitios se produjeron ataques, según el ejército.

El último martes tropas también escoltaron a unos 800 fieles a la Tumba de José - una ocurrencia mensual. Al igual que en casi todas las visitas, los residentes árabes locales lanzaron piedras a los soldados que protegían a los Judíos antes de que las tropas repelieran a los atacantes con medios no letales. No hubo informes de lesiones graves o daños de cualquier lado.

En septiembre, un soldado israelí fue disparado y herido moderadamente, mientras que resguardaba a un grupo de Judíos que visitaban la tumba. Los disparos fueron hechos a la entrada del llamado «campo de refugiados» de Balata, que se encuentra a pocas cuadras de la tumba, en las afueras de Naplusa.

En octubre de 2015, el sitio fue incendiado por los atacantes árabes [palestinos] en un incidente condenado por los líderes de Israel y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.