domingo

Nueva amenaza infecciosa, “MERS”, Síndrome respiratorio de Oriente Medio



¿Qué es, un virus, una bacteria?
Es un virus que pertenece a la familia de los coronavirus. En esta extensa familia hay virus que causan enfermedades respiratorias tan inocentes como el resfriado común y otras que pueden ser letales como el SARS, el síndrome respiratorio agudo severo que causó estragos entre 2002 y 2003. Según, la OMS causó 765 muertes, la mayoría en China y Hong Kong.

¿Dónde surgió el MERS?
Esta cepa de coronavirus se identificó por primera vez en Arabia Saudita en 2012, por eso se le denominó Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS, por sus siglas en inglés). Se cree que su origen podría ser animal, es decir una infección zoonótica que empezó a transmitirse de animales a personas. No se conocen bien los orígenes del virus pero se cree que se originó en murciélagos y se transmitió a camellos. Estos últimos son el reservorio del virus.

¿Cuántos países hay afectados?

La mayoría de los casos (el 85%) se han identificado en Arabia Saudita y en la península Arábiga. Pero también se han notificado casos fuera de Oriente Medio. La gran mayoría son viajeros que adquirieron el virus allí y exportaron la enfermedad a Europa, Estados Unidos y también a Asia. En Corea del Sur, es donde se ha producido el mayor brote de la infección y sigue activo. Hasta este martes se habían registrado 154 afectados y de ellos 19 habían fallecido. Más de 5.000 personas están en cuarentena.


¿Se transmite de persona a persona?
Sí, pero no lo hace con facilidad. Se necesita un contacto estrecho con la persona afectada, como el que tendría un médico o un enfermero al cuidar a un afectado sin mascarilla de protección. De momento, no se tiene constancia de contagios en la comunidad de forma sostenida. En Corea del Sur, los contagios de persona a persona han sido escasos.

¿Cuáles son los síntomas?
La infección puede pasar inadvertida (sin síntomas), producir problemas respiratorios suaves hasta causar la muerte por una infección aguda. Lo normal es que se presente con fiebre, tos y dificultades respiratorias. En ocasiones produce síntomas gastrointestinales, en particular diarrea. El 36% de los casos de MERS notificados han provocado la muerte del paciente. En general es letal en personas mayores o con enfermedades crónicas, como la diabetes, la insuficiencia renal, el cáncer, trasplantados...

¿Hay tratamiento posible?
No hay ningún tratamiento específico. Se combaten los síntomas y se apoya al enfermo con tratamientos que le ayuden a respirar, bajar la fiebre, aporte de líquidos..., según el estado del enfermo. La prevención consiste en tomar medidas de higiene generales (lavarse las manos antes y después de tocar a algún animal) y estar en contacto con animales enfermos si se visitan granjas, mercados o establos. Tampoco se aconseja consumir productos de origen animal crudos o poco cocinados, especialmente leche y carne.

¿Existe alguna vacuna para frenarlo?

No, pero se está trabajando en ella. En Nueva York, un equipo científico está investigando una vacuna basada en una proteína del virus que es la primera en «pegarse» a las células que infecta. Esta vacuna se aplicaría de forma tópica, en forma de gotas en la nariz.

¿Se puede convertir en una amenaza global?
La principal preocupación es que se pueda transmitir con rapidez, de persona a persona. De momento, el virus no ha adquirido esta propiedad. Como decía el responsable de la OMS, Keiji Fukuda, «podría desaparecer por sí solo, continuar causando algunos casos o explotar provocando numerosos brotes. De alguna manera, todas las posibilidades están abiertas, por ahora.

Fuente: abc.es
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.