jueves

Trump no ve los «asentamientos» como el obstáculo para la paz


El principal asesor del presidente electo Donald Trump en Israel dijo el jueves que el líder entrante de Estados Unidos no ve los asentamientos judíos en Judea y Samaria como obstáculo para la paz con los palestinos, y anticipó que Trump mantendría su promesa de campaña de mover la embajada de Estados Unidos (actualmente en Tel Aviv) a Jerusalém.

Los sucesivos gobiernos de Estados Unidos han mantenido que los asentamientos israelíes en Judea y Samaria son ilegales que su presencia y expansión son los principales obstáculos en el camino para llegar a un acuerdo de paz.

Pero Trump, Jason Greenblatt dijo a la Radio del Ejército, cree que los israelíes y los palestinos deben resolver sus diferencias sin que el mundo establezca un plan de paz sobre ellos.
"El Sr. Trump no considera los asentamientos como un obstáculo para la paz. Creo que mostraría Gaza como prueba de ello", dijo Greenblatt, refiriéndose a la retirada unilateral de Israel de la Franja de Gaza en 2005, que incluía la eliminación de todos los asentamientos judíos desde el enclave costero.
Los ataques con cohetes desde Gaza contra el territorio israelí continuaron después de la retirada, y en consecuencia las FDI ha puesto en marcha varias de las principales campañas militares contra los grupos dirigidos por Hamas en Gaza, además de numerosos enfrentamientos fronterizos.
Ataque masivo con cohetes desde Gaza
Una foto desde el lado israelí de la frontera entre Israel y Gaza muestra un rastro de humo de los cohetes al ser disparados por terroristas palestinos desde la Franja de Gaza hacia Israel, 22 de agosto de 2014. (AFP / Jack Guez)
"Las dos partes van a tener que decidir cómo hacer frente a esa región, pero sin duda no es la opinión del Sr. Trump que las actividades de asentamiento deba ser condenada y que sea un obstáculo para la paz, porque no es el obstáculo para la paz" Greenblatt observó.
"Él piensa que Israel está en una situación muy difícil y necesita defenderse", continuó. "Él no va a imponer ninguna solución en Israel, él cree que la paz tiene que venir de las propias partes".
Sin embargo, Trump, estaría dispuesto a ayudar en caso de que se lo soliciten, afirmó Greenblatt. "Cualquier contribución significativa que pueda ofrecer, él estará allí, pero no es su objetivo, ni debe ser la meta de cualquier otra persona para imponer la paz a las partes".
Jason Greenblatt, asesor del presidente electo Donald Trump
Jason Greenblatt, asesor del presidente electo Donald Trump en Israel, Judío ortodoxo, en una sala de conferencias en la sede mundial de Trump en Manhattan. (Uriel Heilman / JTA)
A principios de este mes, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, dijo que las críticas de los centros poblados judíos en Judea y Samaria - criticados por el saliente presidente Barack Obama lo largo de su mandato de ocho años - es un error. "Creo que el enfoque sobre los centros poblados es incorrecto. El conflicto precedió a los asentamientos por medio siglo. Y cuando nos fuimos de Gaza y todos los asentamientos en 2005, continuaron disparando cohetes contra nosotros", dijo.

En respuesta a las preguntas sobre la declaración de Trump sobre mover la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalém - una promesa de campaña realizada por los aspirantes presidenciales anteriores, pero que nunca concretaron - Greenblatt, un Judío ortodoxo, dijo que cree que el presidente electo cumplirá su promesa.

Durante la campaña, Trump llamó a Jerusalém "la capital eterna" de Israel y dijo que estaba "completamente determinado" a mover la embajada allí.

El Congreso aprobó una ley en 1995 que ordena el traslado de la embajada a Jerusalém, pero permitió que el presidente la vetara. Cada presidente desde entonces ha ejercido de forma rutinaria el veto, citando los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos, a pesar de las repetidas promesas de campaña. Para Trump romper con décadas de ese precedente pondría a Washington en desacuerdo con casi todos los estados miembros de las Naciones Unidas.
"Creo que si lo dijo, él va a hacerlo. Él es para Israel diferente de cualquier presidente de los que han habido recientemente, y yo creo que es un hombre que cumple su palabra. Reconoce la importancia histórica de Jerusalém para el pueblo judío, a diferencia de, por ejemplo, la UNESCO, "dijo Greenblatt.
La Embajada de Estados Unidos en Tel Aviv
La Embajada de Estados Unidos en Tel Aviv (Crédito de la foto: Ori ~ / Wikimedia Commons / Archivo)
El mes pasado la UNESCO aprobó una controvertida resolución que ignora los lazos judíos y cristianos con el Monte del Templo. La decisión se produjo una semana después de una resolución similar aprobada por el organismo y provocó respuestas airadas de Israel, varios líderes mundiales e incluso la propia directora general del organismo.

En cuanto a su propio futuro, Greenblatt, un abogado de bienes raíces, admitió que estaría dispuesto a aceptar una posición diplomática en nombre de Trump en la región.
"Es un poco apresurado hablar de eso", dijo. "Sería un honor y un privilegio servir en ese tipo de rol; sería realmente una oportunidad increíble, y una bendición, pero no hay que apresurarse.
El miércoles, la viceministro de Exteriores, Tzipi Hotovely (Likud) pidió a Trump que mantenga su promesa de mover la Embajada de Estados Unidos a Jerusalém.

Hotovely dijo en un comunicado que "desea reiterar su profundo reconocimiento de la intención declarada del presidente electo Trump para mover la Embajada de Estados Unidos en Jerusalém por parte de Israel."
Por: Stwart Winer | En: The Times Of Israel | Traduce: © estadodeisrael.com
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.