martes

Un tren de alta velocidad unirá el Kotel con Tel Aviv


Itongadol.- El ministro de transporte israelí dio órdenes para que la línea ferroviaria de alta velocidad de Tel Aviv a Jerusalem incluya una estación en la Ciudad Vieja, cerca del Muro Occidental. Los pasajeros podrán llegar de Jerusalem a Tel Aviv en menos de media hora.
El ministro de Transporte y Seguridad Vial israelí, Yisrael Katz, instruyó al personal del ministerio para promover la planificación de una extensión de la línea de alta velocidad de Tel Aviv a Jerusalem, con el objetivo de que alcance la Ciudad Vieja, cerca del Muro Occidental. Como parte del proyecto, se construirá una parada en el área del Kotel.
La extensión consistirá en la excavación de túneles de dos kilómetros a una profundidad de 80 metros. El ministro Katz mencionó que la extensión deberá reducir perceptiblemente la congestión en la estación de tren de Binyanei HaUma, permitiendo que los turistas y estudiantes alcancen el Muro Occidental rápidamente.
Los costos del proyecto ferroviario de alta velocidad se estiman en unos 7 mil millones de NIS. Incluye la colocación de 56 kilómetros de vías, que van desde Tel Aviv, a través del aeropuerto Ben Gurion y Modi'in, y terminan en Jerusalem. Se espera que los viajes de Tel Aviv a Jerusalem duren sólo 28 minutos.
El trabajo en la línea debería finalizar en 2017, con sus primeros viajes planeados para Pesaj 2018. Se espera que tres trenes se lancen entre Tel Aviv y Jerusalem cada hora durante las horas pico del día, con un total de cuatro millones de viajes por año.

El camino del ferrocarril incluye unos 22 kilómetros de túneles y unos 7 kilómetros de vías sobre puentes. "La línea ferroviaria de alta velocidad a Jerusalem es el proyecto más grande del plan de desarrollo de los Ferrocarriles de Israel. Permitirá a miles de trabajadores que viajan diariamente a Jerusalem llegar a la capital rápida y cómodamente", resaltó Katz.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.