viernes

Cristianos en Parlamento de Nueva Zelanda: “Dejen de presionar a Israel para que deje su tierra dada por Dios”

Manifestación Cristiana Pro-Israel
Los manifestantes se reúnen fuera del Parlamento en apoyo de Israel tras la adopción de la resolución de la ONU 2334. Foto / Melissa Nightingale | En: nzherald.co.nz
Decenas de cristianos que apoyan a Israel protestaron frente al parlamento de Nueva Zelanda por patrocinio de una resolución de la ONU que declara ilegal a toda presencia judía en Judea, Samaria y Jerusalém Este.
Los 71 manifestantes viajaron 13 horas a la capital Wellington desde la ciudad de Hastings en reacción a el patrocinio de Nueva Zelanda a la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad, que fue aprobada el pasado viernes.
Antes de la manifestación, la Flaxmere Christian Fellowship Church Hastings y 11.685 partidarios firmaron una petición al Parlamento Europeo titulada "Por la Protección de Sion".

En la petición se hizo un llamado al gobierno de Nueva Zelanda a cesar de presionar a Israel para que abandone su "legítima tierra dada por Dios y reconocer el derecho de Israel a la soberanía sobre toda la Tierra de Israel".
Pastor Nigel Woodley se dirige a aquellos reunidos en apoyo de Israel a raíz de la Resolución 2334. Foto / Melissa Nightingale ONU
Pastor Nigel Woodley se dirige a aquellos reunidos en apoyo a Israel a raíz de la Resolución 2334 de la ONU. Foto / Melissa Nightingale 
El Estado judío "no debe prestar ninguna atención a esta resolución anti-israelí, antisemita, injusta y perversa", dijo el pastor Nigel Woodley. Ni Nueva Zelanda ni la comunidad internacional, agregó, tiene el derecho "de imponer restricciones sobre Israel en cuanto a dónde pueden y no pueden vivir en su patria histórica".
En un ataque mordaz, acusó al gobierno de Nueva Zelanda de tener "sangre sus manos con respecto a esta operación de traición" y de "vergüenza contra su tradicional aliado y amigo en el escenario mundial".

Unas 240 personas locales de la Comunidad Judía de Wellington y otros amigos de Israel y grupos de personas se unieron a la manifestación.

El canciller de Nueva Zelanda, Murray McCully, la semana pasada defendió la resolución, un acto que Israel condenó y que llevó al estado judío a retirar a sus embajadores de Nueva Zelanda y de Senegal, otro de los países que patrocinaron la resolución.
"Hemos sido muy abierto acerca de nuestra opinión de que el (Consejo de Seguridad) debería hacer más para apoyar el proceso de paz en Oriente Medio y la posición que adoptamos hoy está totalmente en línea con nuestra larga política establecida sobre la cuestión palestina", dijo McCully en una declaración el viernes, después de la resolución aprobada.
"El voto de hoy no debería ser una sorpresa para nadie y esperamos continuar participando de manera constructiva".
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.