jueves

Nueva exhibición: “El Cráneo de Jericó”

Cráneo del Hombre de Jericó, colección del Museo Británico. (Cortesía: Museo Británico)
Los investigadores y los visitantes del Museo Británico de Londres se encontrarán cara a cara con un hombre enterrado cerca de Jericó hace casi 10.000 años por primera vez el jueves, gracias a algunas invenciones decididamente modernas.
El cráneo, parcialmente cubierto por el yeso, que se encontró cerca de Jericó en la década de 1950 es la pieza central de una nueva exposición que comienza el jueves en el Museo Británico. Una reproducción impresa en 3D del cráneo original y una reconstrucción de la cara de la persona, ambos productos de una nueva investigación sobre las obras de arte antiguas, aparecerá junto con el cráneo mismo.

El cráneo fue uno de los siete descubiertos cerca de Jericó por Kathleen Kenyon en 1953, todas los cuales se cree que han servido como parte de un ritual neolítico relacionado con el culto a los antepasados. Otros ejemplares están en exhibición en el Reino Unido, Canadá y Jordania, y en el Museo Rockefeller de Jerusalém.
Los cráneos de yeso que fueron encontrados en los sitios de los actuales Jordania, Israel y Siria, se consideran algunos de los ejemplos más tempranos de los retratos esculpidos.
Las reproducciones digitales son la culminación de nuevos exámenes de alta tecnología del artefacto. Las imágenes de micro-CT permitió a los científicos  examinar áreas de la cabeza nunca antes vistas.
"A partir de este examen detallado, los especialistas pudieron sugerir que este individuo era un hombre", dijo el museo en un comunicado. "Las imágenes también mostraron que el cráneo carecía de una mandíbula, los dientes estaban rotos y deteriorados, y se había roto la nariz durante su vida adulta y que había sanado antes de morir".
Durante su infancia, el cráneo del hombre fue atado y remodelado, y después de su muerte, el cráneo fue abierto y rellenado con tierra para apoyar el yeso, hecho no observado previamente.
La tomografía computarizada proporcionó imágenes de un modelo en 3D, a partir delcual los investigadores reconstruyeron el rostro del hombre.
"Todavía hay algunas preguntas que han quedado sin respuesta, tales como el pelo o color de ojos. Sin embargo, los análisis científicos y la reconstrucción facial significa que ahora entendemos más sobre el aspecto de este individuo y su historia de vida - nos ayuda aún más a reparar el Cráneo de Jericó con cuidado, respeto y dignidad", dijo el museo.

Para aquellos que no pueden hacer el viaje a Londres para ver la exposición antes de que cierre el 19 de febrero, el museo ha subido un modelo digital interactivo del cráneo.


Por: Ilan Ben Zion | En: The Times Of Israel | Traduce: © estadodeisrael.com
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.