lunes

Reuven Rivlin: “Residentes de Judea y Samaria son descendientes de los Macabeos”

Presidente Reuven rivlin en Jánuca
El Presidente Reuven Rivlin esta noche (lunes) visitó la comunidad judía de Beit El con motivo de la inauguración de la nueva sala de estudio en la Yeshiva. El presidente estuvo acompañado por el jefe del consejo de Beit El Shai Alon mientras hablaba con los líderes de la región y de la comunidad, y oyó de los retos a los que se enfrentaban.
"Aquí, en Beit El, estamos conectados del modo más profundo a nuestras raíces, desde el antepasado bíblico Jacob a Saúl, y más tarde a la época de los Macabeos", dijo el Presidente. "Esta es nuestra historia, este es nuestro país, esta tierra por la que trabajamos y por la que hemos luchado, y hoy más de 2.000 años desde que los Macabeos, los descendientes de Judá el Macabeo levantan la bandera aquí en Beit El".
Y agregó:
"El festival de la Janucá en la tradición judía es un símbolo de los milagros, un símbolo de la luz y el heroísmo. Cada año recordamos y volvemos a contar el milagro del aceite y el heroísmo de los macabeos. El valor de su valentía se ha transmitido a través de la historia del pueblo judío hasta la actualidad. Valentía judía no es sólo en el campo de batalla, sino además en la vida pública y civil, tanto personal como colectiva, y se produce cada día en todos los ámbitos de la vida. No sólo la valentía física, sino tambié el valor espiritual. Las comunidades judías de Judea y Samaria son símbolo de todo esto, los pioneros antes de que el campamento tuviese que lidiar a diario con los ataques terroristas, lesiones en el cuerpo y la mente, boicots internacionales, sanciones, el aislamiento, la deslegitimación y la incertidumbre. Con muchos desafíos complejos. Desde hace más de 2.000 años que recordamos y conmemoramos la historia de los heroicos Macabeos; la victoria de los pocos sobre los muchos. Incluso hoy en día, en estos mismos días, encendemos la luz frente a la oscuridad. Seguimos luchando por nuestra existencia y por nuestra adhesión a toda nuestra tierra. Vamos a luchar y no temeremos".
El Presidente hizo hincapié en que:
"Esta no es una simple prueba, no existen soluciones simples, en las relaciones entre las personas que viven aquí. Desde que regresamos a nuestra tierra, las crisis y los desafíos complejos han venido a nosotros, y en la actualidad nos enfrentamos a un desafío. Una cosa de la que sí estamos seguros: la fidelidad a nuestras raíces y a nuestro país, y el compromiso con nuestros principios como un estado judío y democrático, estos son los que nos han asegurado, y garantizará nuestra capacidad para hacer frente a cualquier reto que nos sobrevenga".
Y concluyó:
"La unidad del pueblo judío, las tribus de Israel, es necesario e indispensable para salvaguardar nuestra continuidad".
El Presidente pasó a unirse a los miembros de la Yeshiva para encender las velas de Janucá, y todos ellos desearon una feliz festividad.
Por: Yoni Kempinski | En: Arutz Sheva | Traduce: © estadodeisrael.com
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.