viernes

La Autoridad Palestina inaugurará su embajada en el Vaticano


La Autoridad Palestina (AP) inaugurará el sábado una embajada en el Vaticano, informó la agencia  de noticias Ma'an el viernes.
El acto de inauguración contará con la presencia del presidente de la AP, Mahmoud Abbas, y Francisco, de acuerdo con una declaración de un portavoz de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).
A principios de esta semana se anunció que Francisco concederá a Abbas una audiencia en el Vaticano el sábado, marcando la tercera vez que el Papa se ha reunido con Abbas.
De acuerdo con la declaración de la OLP, la visita de Abbas al Vaticano comenzó el miércoles y concluirá el domingo o el lunes. Además de asistir junto con el Francisco para la toma de posesión de la embajada, Abbas también se reunirá con el primer ministro italiano Paolo Gentiloni, y viajará a París para reunirse con el presidente francés, Francois Hollande, informó Ma'an.
La visita de Abbas se llevará a cabo en simultáneo con la conferencia de paz de París, la cual está programada para el domingo. Sin embargo, Abbas no está programado para asistir a la conferencia, ni estarán presenten representantes israelíes.
La inauguración de la embajada en el Vaticano llega casi cuatro años después de que el Vaticano reconoció a "Palestina" como un estado.
En los últimos años, varios países de Europa han reconocido al estado de "Palestina". Gran Bretaña fue el primer país en votar para el reconocimiento en el año 2015. Después de Gran Bretaña, Suecia anunció que reconocía oficialmente el estado de "Palestina".
El Parlamento de Portugal también ha adoptado una resolución pidiendo al gobierno que reconozca un estado palestino.
Share:

1 comentario:

  1. COMO ES POSIBLE QUE EL PAPA APOYE A ESTE MUSULMAN ISLAMICO SABIENDO QUE LOS MUSULMANES ISLAMICOS ESTAN MATANDO A CREYENTES CATOLICOS Y DE OTRAS RELIGIONES.no se concibe esto.saludamos a nuestros amigos del pueblo de Israel.

    ResponderEliminar

Se espera que usted use el formulario para comentar, evite incurrir en faltas al respeto.